menu


Por qué invertir




Eagle Aurum Company ofrece un amplio portafolio de inversiones que le permitirán consolidar sus activos en oro de inversión certificado, de forma segura.

La Inversión de sus ahorros es el método más efectivo para obtener ganancias de él.

Existen infinidad de razones por las que las personas ahorran, quienes tienen hijos pequeños o adolescentes priorizan el futuro de los niños, universidad, su boda, la entrada en su primer vivienda, su primer coche etc… Para quienes sus hijos ya crecieron y aun les restan unos cuantos años para la edad del retiro, necesitan garantizarse que cuando llegue el momento su base económica les permita mantener su nivel actual de tranquilidad financiera. Y para otros simplemente acumular dinero que les permita darse esos gustos o placeres que sueña desde hace años y no logra conseguir, viajes, coches de lujo, una casa en la playa o la montaña etc.

Cuando acumula cierto capital es conveniente comenzar a pensar en invertirlo. En primera instancia encontrará los ofrecimientos de los Bancos, que sin adentrarnos en detalles de estabilidad y rendimientos, podrá considerar. Actualmente si consideramos las monedas de referencia como el Euro o el Dólar las tasas de interés están cercanas al cero, con inflaciones que superan el 3,5 % anual, a lo que debemos sumar los consabidos gastos que continuamente nos cargan estos por el solo hecho de tener nuestra cuenta abierta, lo que hace que sumado a la devaluación continua del dinero fiduciario (billetes) cada año tengamos menos capital real que el anterior. Luego tenemos las variables político económicas que siempre rodean al sistema bancario. En la última década los principales bancos europeos y americanos han tenido que ser rescatados por los gobiernos para evitar su quiebra (Citibank, Wells Fargo, Bank of America, Bankia, CAM, entre otros mas de 50) Eso sin contar las medidas políticas de algunos países donde los gobiernos flagrantemente incautan en beneficio de los bancos el dinero de los ahorristas (Argentina corralito de 2001, Grecia, Venezuela, entre otros).

Por esta razón, le será conveniente considerar otros canales de inversión para salvaguardar su patrimonio, que a la fecha han adquirido gran relevancia Internacional por ser confiables, seguros y, por sobre todo, altamente rentables.

Al analizar Invertir sus ahorros, que de otra manera no generarán ningún beneficio, es importante que piense en el resguardo de su patrimonio, en su futuro y en el de su familia. Los beneficios obtenidos podrán otorgarle un mejor nivel de vida sin destruir su propio capital.

A través de la historia se ha demostrado que Invertir en un mismo negocio puede resultar riesgoso, aunque parezca seguro. En un mundo tan convulsionado financiera y económicamente, creer en un único sistema de inversión es un error que podría resultar fatal.

La Industria del Oro y la Plata de inversión ha demostrado ser la más solvente durante milenios frente a la volatilidad de los mercados. Las mayores Crisis Económicas han afectado el valor del Dinero Billete de forma considerable.

A diferencia de otros mercados, el Oro y la Plata siempre se han beneficiado, saliendo ilesos de todas las crisis. El resguardo de ahorros en Oro como método de consolidación y salvaguarda fue, es y será la decisión más recomendada por los expertos.

Podemos observar esta información en gráficos. En el pasado inmediato existieron diferentes Crisis Económicas de impacto mundial, que han devastado Gobiernos y han dejado en ruinas a cientos de miles de familias.

Algunas referencias:

1929.- Crack del 29 y Gran Depresión.  La crisis económica mundial de la década de 1930 (Gran Depresión) fue precipitada por la caída de los precios de productos agrícolas en EEUU en 1928 y comenzó con el hundimiento de la bolsa de Nueva York el 29 de octubre de 1929. A raíz de la crisis se modificó la legislación básica de la bolsa. Una de las leyes fundamentales fue la Securities Exchange Act de 1934 que creó la Comisión de Valores Estadounidense (SEC), para supervisar y vigilar los mercados en EEUU.

1971.- Fin del sistema de patrón oro.  El excesivo gasto de EEUU en sus inversiones en el exterior y la guerra de Vietnam hizo que sus reservas de oro se redujeran drásticamente, con lo que el valor de la moneda dejó de estar respalda por este metal. Por ello, en medio de fuertes especulaciones y de fugas de capitales de EEUU, el presidente Richard Nixon decidió suspender la convertibilidad con el oro y devaluó la moneda en un 10%, algo que hizo sin consultar al resto de miembros del Sistema Monetario Internacional. Dos años después volvió a devaluar la moneda, con lo que acabó finalmente con el patrón oro. Así comenzó la época de los cambios flotantes en función de la evolución de los mercados de capital.

1973 Crisis Económica en Oriente (conocida como crisis petrolera). Fuerte efecto inflacionista en Occidente y reducción de la actividad económica.

1987 Crisis Económica Norteamerican (conocida como lunes negro). El 19 de octubre de 1987 millones de inversores se lanzaron en masa a vender sus acciones en la Bolsa de Nueva York debido a la creencia generalizada del manejo inapropiado de la información confidencial y la adquisición de empresas con dinero procedente de créditos. Ese día el índice Dow Jones de Industriales se desplomó 508 puntos (-22,6%), y arrastró a las bolsas europeas y japonesas. Desaparecen 500.000 millones de dólares de la Bolsa de New York. Los mercados se desplomaron.

1992 Crisis Económica Kuwaití. El Mercado de Valores compite con la Bolsa Oficial con cheques posfechados, utilizados para cumplir con deudas, dinero que jamás existió.

1994 Crisis Económica Mexicana (conocida como Efecto Tequila). El gobierno de México es incapaz de mantener su tipo de cambio fijo frente al dólar y anuncia la devaluación de la moneda. La falta de confianza en su economía provoca una gran salida de capital, los créditos se interrumpen, la producción disminuye y el desempleo incrementa más de un 60 por ciento. Sus efectos negativos sobre el resto de América Latina se bautizaron como el "Efecto Tequila".

1997 Crisis Económica Sudeste Asiático (conocida Crisis del FMI). En julio se devaluó la moneda tailandesa, y tras ella cayeron las de Malasia, Indonesia y Filipinas, lo que repercutió también en Taiwán, Hong Kong y Corea del Sur. Arrastró al resto de economías y esta crisis, que en un primer momento parecía regional, acabó convirtiéndose en la primera crisis global. Los inversores pierden confianza en la moneda y una fuerte devaluación convierte en pocas semanas a 21.000.000 de personas en pobres.

1997 Crisis Económica Internet (conocida como burbuja puntocom). Desde 1997 a 2001, el auge las compañías de Internet aumentaron el valor de las Bolsas rápidamente y especularon con sus quiebras.

1998.- Crisis del Rublo.  Rusia colapsó su sistema bancario nacional, con una suspensión parcial de pagos internacionales, la devaluación de su moneda y la congelación de los depósitos en divisas. El FMI concedió créditos multimillonarios para atajar la caída libre de su divisa y que el impacto fuera irreparable en el mercado internacional.

2001.- Atentados del 11-S.  Los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EEUU también hicieron caer las bolsas. El Nikkei de Tokio cayó más del 6% y las bolsas europeas tuvieron fuertes descensos que llevaron a los inversores a refugiarse en el oro y los bonos del Tesoro estadounidense. La Fed respondió con cortes de los tipos -cuatro hasta final de año- en la campaña más fuerte de su historia.

2001 Crisis Económica Argentina (conocida como cacerolazo y corralito). El gobierno de Argentina carece de fondos para mantener la paridad fija del peso con el dólar e impone restricciones a la retirada de depósitos bancarios (corralito) para evitar la fuga de capitales. En diciembre de 2001 suspende el pago de la deuda, de casi 100.000 millones de dólares, lo que constituye la mayor quiebra de la historia. En enero de 2002 el presidente Eduardo Duhalde se ve obligado a terminar con la paridad y convierte en pesos los depósitos bancarios en dólares. Se convierten en moneda local (pesificación) cientos de miles de millones en ahorros en dólares, se limita la extracción diaria de divisa y se congela la economía.

2007-2010.- Gran Recesión.  Estados Unidos sufre su mayor crisis financiera desde la década de 1930, consecuencia de una relajación en la evaluación del riesgo, la cual se contagia al resto del mundo. El detonante fue el estallido de una enorme burbuja inmobiliaria, que reveló que los bancos habían extendido hipotecas basura (subprime) a personas que no podían pagarlas, con la expectativa de que el precio de las viviendas seguiría subiendo. Esas hipotecas fueron titulizadas y vendidas en los mercados, lo que causó cientos de miles de millones de dólares en pérdidas a los inversores. El presidente George W. Bush creó un programa de rescate financiero dotado con 700.000 millones de dólares, que él y su sucesor, Barack Obama, usaron para reflotar a bancos, aseguradoras y la industria automovilística. Obama impulsó también un plan de estímulo de 787.000 millones de dólares para revitalizar la economía a golpe de infraestructuras, educación, ayudas al desempleo y subsidios a las energías alternativas. Al mismo tiempo, Obama promueve la mayor reforma financiera desde los años 30, que se complementa con una iniciativa para endurecer las normas bancarias a nivel internacional.

2009-2010.- Crisis de la deuda en Europa. El nuevo gobierno de Grecia reconoce que el déficit del país es mucho superior a lo revelado anteriormente, lo que hace que el interés de sus bonos se dispare en los mercados. La Unión Europea y el FMI negocian durante meses un programa de ayuda para evitar una extensión de la crisis a otras economías con problemas similares, en particular Portugal, España, Irlanda e Italia, aunque los temores en lo mercados hunden el valor del euro.

El mercado del Oro no sólo ha sido impermeable sino que se ha fortalecido. En el siguiente gráfico podemos observar a lo largo del tiempo, el impacto en el precio del Oro.

Sin duda, la Historia nos ofrece las pruebas suficientes para pensar seriamente, en los mercados que deben resguardar sus ahorros.




Información y Sugerencias




Al comparar los negocios en los que se desea invertir no basta con calcular los puntos de ventaja en los que una supere a la otra. Existen factores claves y estratégicos a tener en cuenta.

Usted deberá preguntarse si es un Inversor Conservador, Moderado o Agresivo. Esto lo llevará a seleccionar la opción adecuada para su perfil inversionista. Debe saber que será usted quién tome las decisiones.

También debe plantearse si desea realizar una inversión especulativa o necesita una inversión de consolidación de beneficios en activos.

Las inversiones especulativas son aquellas en las que asumimos un cierto riesgo moderado o agresivo a la espera de que el valor en el que invertimos aumente su precio para vender en un futuro próximo o de mediano plazo cuando alcancen el beneficio esperado. Este tipo de operaciones siempre conllevan un riesgo incluso sobre el capital invertido. (Acciones, Forex, Criptomonedas) Ya que como vimos en las diferentes crisis mundiales cada vez mas fuertes y frecuentes pueden caer tanto o mas abruptamente de lo que suben. Hay una máxima entre los corredores de bolsa profesionales que dice “Beneficios pasados nunca garantizan beneficios futuros” En lenguaje de la calle significa que el que una acción, una criptomoneda un fondo de inversión o una moneda fiduciaria haya subido mucho su valor hasta ayer no garantiza que no caiga por el suelo dentro de dos horas.

Las inversiones de consolidación de beneficios y activos son aquellas en las cuales el inversor no busca la especulación sino capitalizar los beneficios obtenidos o sus ahorros para preservarlos de los vaivenes de la economía para el futuro. Los inversores inteligentes van apartando periódicamente un porcentaje de los beneficios obtenidos en sectores especulativos y consolidan en bienes raíces u oro de inversión para protegerse de posibles pérdidas en los otros negocios. El oro supera con creces a cualquier otro activo ya que tiene un valor intrínseco, (valor en si mismo) No se devalúa, no lo controlan gobiernos, es un valor refugio ya que actúa al revés del mercado. Cuando hay una crisis económica, un desastre climático, una guerra, inestabilidad política etc los índices bursátiles caen, las criptomonedas caen, las divisas se devalúan y los grandes inversores buscan refugio. (Esto significa que venden sus valores y compran oro) como resultado, el oro sube. Tiene una historia como referencia de valor monetario de mas de 5.000 años. Su tenencia no genera impuestos ni gastos de mantenimiento como una casa. Y si analizamos el crecimiento de su valor con respecto a las divisas de referencia en los últimos 100 años se revaloriza un promedio de 20 % anual cuando tomamos periodos de mediano y largo plazo. Es una de las pocas cosas que existen cuyo valor nunca fue ni será cero.

En Eagle Aurum Company Usted recibirá todo el asesoramiento y capacitación financiera para realizar Inversiones Seguras, Garantizas y Rentables. No dude en consultarnos.